Hábitos para mejorar tu vida laboral

Por qué crear tu marca personal
19 octubre, 2016
La importancia del video marketing para tu empresa
2 noviembre, 2016

Hábitos para mejorar tu vida laboral

Conseguir el éxito ocupa tanto tiempo en nuestras mentes que a veces olvidamos que estar saludables es muy importante para disfrutarlo. Además queremos alcanzar la cima de nuestras metas comerciales y muchas veces llegamos a ellas con tanto estrés y ansiedad que simplemente no las disfrutamos. O puede pasar que tejiendo tantas alternativas para escalar esa montaña de nuestro máximo sueño, terminemos agotados en la mitad del camino. Hoy te enseñamos los hábitos para mejorar tu vida laboral.

El elemento más importante que debes incluir en tus planes de éxito es tu salud, esto implica mente y cuerpo, porque con ellos y sólo con ellos, podrás vivir a plenitud en el inicio, en el intermedio y también en tu montaña de éxito.

Y leemos miles de consejos en la red, todos nos motivan en el momento haciéndonos prometer que lo haremos para estimular nuestro potencial, para pasar a otros textos o videos, olvidando que cada persona que ha escrito acerca de hábitos para que mantengas tus antenas bien orientadas, lo hacen porque han vivido la difícil consecuencia de dejar que la vida pase sin tomar la rienda primero.

Entonces, como muchos otros que has leído, te recomendaré los hábitos para mejorar tu vida laboral que puedes tener en cuenta para potenciar tu lucidez mental y física, en pro de consolidar tus metas. No obstante, dependerá de tu compromiso personal tanto el esfuerzo por mantener tus hábitos como la consecuencia de ello.

Vamos a ser claros, tú y sólo tú serás responsable de lo que en un año sentirás con la vida que tengas.

Algunos de los hábitos para mejorar tu vida laboral:

Escribir frases positivas. No se trata sólo de leerlas en internet o en algún libro. Escríbelas, con tu puño y letra. Que no escribes o lo haces terrible. Eso no importa, escríbelas en un cuaderno y léelas de cuando en cuando. Es un esfuerzo que tu mente agradecerá a tus manos por haber tomado una pluma para hacer el esfuerzo de dibujar frases positivas.

Meditar. Puedes hacerlo como quieras con  o sin música, de pie o sentado o acostado, dentro o fuera de casa. Medita. Imagina tu vida tal como la quieres. Imagínate logrando tus metas. Visualiza tus emociones positivas. Estudia en ti esos aspectos que te disgustan de tu personalidad y observa tus sentimientos al darles vuelta. Para muchos el meditar es vaciar la mente, pero podrías más bien llenarla de todo lo positivo que puedes sentir para que tu mente se despoje un poco de todos los condicionantes que contaminan tus límites, impidiéndote ver más allá.

Eres lo que comes. Todos los azúcares, sales, carbohidratos y grasas de más, son tu lastre. Un cuerpo bien alimentado es sano, procesa mejor su digestión y por consiguiente, permite al cerebro dejar de preocuparse por lo urgente dándole prioridad a lo importante. Tú sabes que hay muchas opciones para darle gusto al paladar sin recurrir a alimentos pesados, difíciles de digerir, en fin, de este tema hay millones de escritos y lo esencial es que tomes conciencia de ti, de tu salud, para que cuando estés en la cima no lo hagas visitando al médico.

1, 2, 3, 4. Sí el bendito ejercicio. Si quieres saber a dónde puedes llegar, camina y cuando tu mente te diga ya, continúa. Verás que tu mente seguirá diciendo que no puedes, pero la vencerás si lo haces. He allí una herramienta indudable que te demuestra dónde está el límite después del no puedo más. Sigue los hábitos para mejorar tu vida laboral, te servirán.

No necesitas pasar todo el día haciendo ejercicio o meditando. Unos minutos que te permitas pueden ser suficientes, pero por encima de todo, es imprescindible que lo hagas con regularidad, al principio es inquietante sentir que te obligas y eso disgusta al cerebro, pero como todo y todos, cuando la voluntad se impone, al saber que es para un propósito importante, tu cerebro incluirá en sus actividades lo que le ordenas y verás que el límite no está en tu cerebro sino en la forma como le domines.

Si te ha gustado este artículo tienes más en nuestro blog, ¡Pásate a leernos! 

Te gusta lo que estás leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *